Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El Peeling es un tratamiento que se utiliza para mejorar el aspecto
de la piel, produciendo la renovación de ciertas capas de la piel.
Uno de los tratamientos más eficaces para el melasma es un Peeling específico, porque
produce la exfoliación de la piel e interrumpe la cadena de síntesis de la melanina.
Los Peelings contra el acné tienen un efecto
queratolítico, antiinflamatorio y antibacteriano.
Los Peelings son, por su efecto de renovación de la piel, una herramienta muy
útil en los tratamientos contra las arrugas y para el rejuvenecimiento facial.
La piel aparece más hidratada, luminosa, con los poros cerrados y
sin imperfecciones superficiales después de un tratamiento con Peeling.
  

Mecanismos de acción de los peelings

Un peeling actúa por:

  • Estimulación epidérmica: mediante la eliminación de la capa córnea, que induce una renovación de la misma.
  • Eliminación de capas o zonas “lesionadas” y su sustitución por una piel más perfeccionada.
  • Inducción de una respuesta enzimática e inflamatoria en las capas más profundas que va a desencadenar la producción de colágeno nuevo y una reorganización de las fibras elásticas de la piel.

Estos fenómenos están directamente relacionados con el efecto de rejuvenecimiento de la piel que tiene el tratamiento realizado con peeling.

Renovación cutánea

El peeling induce la renovación cutánea.

¿Desea obtener más información sobre el peeling y sus utilidades? Pida una consulta informativa gratuita en nuestra clínica estética de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta