Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El Peeling es un tratamiento que se utiliza para mejorar el aspecto
de la piel, produciendo la renovación de ciertas capas de la piel.
Uno de los tratamientos más eficaces para el melasma es un Peeling específico, porque
produce la exfoliación de la piel e interrumpe la cadena de síntesis de la melanina.
Los Peelings contra el acné tienen un efecto
queratolítico, antiinflamatorio y antibacteriano.
Los Peelings son, por su efecto de renovación de la piel, una herramienta muy
útil en los tratamientos contra las arrugas y para el rejuvenecimiento facial.
La piel aparece más hidratada, luminosa, con los poros cerrados y
sin imperfecciones superficiales después de un tratamiento con Peeling.
  

Anatomía de la piel

La piel es el órgano que cubre totalmente el cuerpo humano, relacionándolo con el exterior, protegiéndolo, ayudando a mantener la temperatura corporal y realizando también labores metabólicas e inmunológicas.

La piel está formada por tres zonas bien diferenciadas: epidermis, dermis e hipodermis.

Epidermis

Es la capa más superficial de la piel y, a su vez, está divida en otras cinco zonas:

  • Capa basal (la más profunda).
  • Capa espinosa.
  • Capa granulosa.
  • Capa lúcida.
  • Capa córnea (la más superficial).

Esquema de la piel

Esquema de la piel, con las capas de la epidermis.

 

¿Le llamamos? »

La epidermis está formada en su totalidad por células, entre las que destacan:

  • Queratinocitos: son las más abundantes (constituyen el 80% de la epidermis) y se encargan de sintetizar la queratina. Conforme ascienden por la epidermis aumentan la síntesis de proteínas y lípidos específicos y van perdiendo el núcleo. Esa maduración las lleva desde la capa basal, pasando por las demás capas, hasta llegar al estrato córneo, que es donde se acumulan las “células muertas”. Es un proceso dinámico porque la piel se renueva constantemente.
  • Melanocitos: son las células que se encuentran en la capa basal de la epidermis y que sintetizan la melanina, el pigmento que da color a nuestra piel y que absorbe la radiación ultravioleta.

Dermis

Es la capa intermedia de la piel y está formada por tejido conectivo, células, vasos sanguíneos y los denominados anejos cutáneos (folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas). Esta capa controla la epidermis y las variaciones que el grosor de la piel tiene en las diferentes áreas corporales.

Está formada por dos capas:

  • Dermis papilar: es la más superficial y la más cercana a la epidermis.
  • Dermis reticular: la más profunda.

En la dermis hay varios tipos de células, entre las que cabe destacar los fibroblastos, que son las más numerosas y que van a sintetizar las fibras de colágeno y elastina.

Funciones de la piel

La piel es el órgano que protege el cuerpo humano
y realiza también labores metabólicas e inmunológicas.

Solicitar Consulta Gratuita

Hipodermis

Es la capa más profunda de la piel y está formada fundamentalmente por adipocitos (las células grasas) y tabiques fibrosos. También se encuentran aquí vasos sanguíneos y linfáticos.

Nuestros expertos en Dermatología pueden asesorarle sobre cuál es el tratamiento más adecuado para usted. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta